Noticias

El filet mignon (solomillo) responde a los filetes que se cortan de la punta estrecha del solomillo (generalmente se les da la forma de triángulo) Está considerado por muchos como el filete más elegante de todos. Es muy blando y dulce, aunque su sabor es menos intenso que el de un filete con hueso.

Se trata de un corte de carne cuyo nombre le describe perfectamente. Los términos “filet mignon” derivan del francés y juntos significan «pequeño medallón». Pero, a pesar de ser pequeño, este corte no pasa desapercibido para nada; el filet mignon es el rey de los cortes, o al menos es así como suele considerárselo, gracias a su inmensa suavidad.

La manera más común de presentarlo, en la modalidad francesa (no olvidemos que es un plato de esta cocina), es salteado con manteca de cerdo o con mantequilla adicionada de aceite.

Entonces, si el filet mignon es un corte de carne, por descarte hemos aprendido una cosa: no se trata de una receta. Y esta aclaración es importante, pues muchos suelen hablar de él como si lo fuera.

Ingredientes:

  • 2 filet mignon PROCAR de aprox. 3 a 5 cm de espesor
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 1/4 taza de cebollín picado
  • Sal y pimienta
  • 1/2 taza más 1 cucharada de caldo de carne
  • 1 cucharada de granos de pimienta
  • 1/3 taza de crema espesa

Preparación:

  1. Caliente una sartén grande a fuego medio-alto y derrita la mantequilla. Condimente ambos lados de cada filete PROCAR con sal y pimienta. Ahora, cocínelos durante 3-4 minutos por cada lado. Pasado ese tiempo, colóquelos en un plato. Cubra el plato y aparte.
  2. Muela los granos de pimienta con un mortero. Si no tiene mortero, puede poner los granos de pimienta dentro de una bolsa de plástico y machacarlos con un lado de un mazo para carnes. Recuerde que no tiene que hacerlos demasiado pequeños; con apenas romperlos estará bien.
  3. En la misma sartén donde ha cocinado los filet mignon, sume aceite de oliva y el cebollín picado. Cocine durante 1 minuto. Luego agregue los granos de pimienta rotos y siga cocinando durante 1 minuto.
  4. Vierta la 1/2 taza de caldo de carne mientras reduce el fuego a bajo y va agregando lentamente la crema de leche. Deje que se cocine a fuego lento durante 3 minutos o hasta que la salsa se haya espesado lo suficiente. Si nota que se espesa demasiado, agregue la cucharada de caldo de carne restante para equilibrar.
  5. Luego, lleve los filet mignon a un plato para servir. Por encima de ellos vierta la salsa de pimienta recién hecha.

¡Y ahora se sirve! Le recomendamos servirla de inmediato para que se disfrute mucho más.

Fuente: vix.com, gastronomia.laverdad.es

Deja tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctanos